jueves, 8 de mayo de 2014

Apreciación de las cualidades del entorno natural o urbano

Formas

En el paisaje natural o urbano que nos rodea, podemos observar formas tridimensionales que se ubican en diferentes categorías. Los volúmenes de las montañas, los riscos o los acantilados no son iguales a los de los follajes o las cascadas; asimismo, las construcciones, como puentes, túneles, edificios o casas guardan diferencias entre ellas.




Texturas

El paisaje natural ofrece una diversidad de texturas que son determinadas por las características específicas de color, consistencia y cantidad de los materiales de cada región y la presencia de patrones en las formas. Cuando una forma se repite muchas veces, crea una textura. En los paisajes naturales observamos, cómo pueden variar las texturas en relación con el clima y la situación geográfica particular de cada región. La flora y la vegetación son importantes creadoras de texturas, por ejemplo.








En las formas que vemos en el medio urbano, sobre todo en la arquitectura, se observa con claridad la geometría que, no obstante, está inspirada en la naturaleza. En un sentido general, analizaremos las formas tridimensionales; consideraremos la forma de sus volúmenes, sus dimensiones, así como sus texturas y materiales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario